Ruptura de pareja. Mi lado más humano. “Los niños primero”

Habitualmente me lío en asuntos de cierta complejidad con tal profundidad que, por mucho que lo haga con un lenguaje plano, me alejo de lo más esencial y que erróneamente a veces doy por conocido.

La primera visita de muchos clientes, inmersos en un proceso de ruptura de la pareja, te pone los pies en el suelo. Percibes que no es algo que la gente tenga claro: lo primero y fundamental es preservar el interés de los menores, como piedra angular de un nuevo sistema de organización para la familia, una familia que cambia de escenario pero que no se rompe.

Una relación cordial  y sana entre los padres es fundamental para la estabilidad de los hijos.  Así pues los derechos/deberes de cada uno deben ser respetados/ asumidos y las decisiones respecto al menor compartidas por ambos progenitores. Cuestiones como un cambio de colegio, si el menor debe o no recibir un tratamiento médico u otro o similar, deben ser consensuadas por ambos, y en su defecto decidir el juez.

“Estimado cliente:

Olvídese de todo y lea con atención estas líneas: Todo debe girar en torno a ellos.
Créame, ése es  el camino menos tortuoso para superar estas difíciles situaciones.»

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Otros artículos legales

×
¡Hola!
Haga clic en uno de nuestros contactos a continuación para chatear en WhatsApp.
× ¿Cómo puedo ayudarte?